Seleccionar página

La “gamificación” (gamification) es usada ampliamente por la empresas para implicar a sus fan, crear leales “evangelistas” de producto, y para mejorar la eficiencia en el espacio de trabajo.
Sin embargo, este es un concepto que puede llevar a malentendidos, no solo por su nombre mismo, sino porque el concepto es tan nuevo que aún no hay un acuerdo total sobre los límites del mismo.

Gamificación

Pero sí se puede decir ya lo que la “gamificación” (gamification) no es:

  1. convertir todas las cosas en un videojuego, o en un ambiente 3D inmersivo: no se trata de jugar al World of Warcraft en el trabajo.
  2. poner un juego en el puesto de trabajo: ni es esto, ni tampoco es hacer que el trabajo se parezca más a un videojuego.
  3. cualquier tipo de uso de los juegos en los negocios: no se trata de lanzar al mercado el “juego de mesa de la empresa X”.
  4. una simulación: las simulaciones ponen a las personas en un contexto virtual inmersivo, y el concepto de “gamificación” es lo opuesto.
  5. algo solo para marketing o para captar clientes: este concepto también sirve para otros tipos de acciones por parte de las empresas.
  6. solo puntos, trofeos, y tableros de líderes: aplicar el concepto de “gamificación” no siempre implica generar este tipo de elementos.
  7. la “teoría del juego”: la teoría del juego es un conjunto de algoritmos, fórmulas, y técnicas cuantitativas para analizar la toma de decisiones estratégicas. Está relacionada con la “gamificación”, pero no es lo mismo.
Share This