Seleccionar página

La palabra estrategia deriva del latín strategĭa, que a su vez procede de dos términos griegos: stratos (“ejército”) y agein (“conductor”, “guía”). Por lo tanto, el significado primario de estrategia es el arte de dirigir las operaciones militares.
El concepto también se utiliza para referirse al plan ideado para dirigir un asunto y para designar al conjunto de reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento.

De acuerdo con la definición de arriba, una estrategia es el proceso seleccionado a través del cual se prevé alcanzar un cierto estado futuro.
La definición de la estrategia en cualquier organización debería ser un proceso colaborativo que involucre no solo al Consejo de Administración, sino también a todos los departamentos de negocio y a los miembros claves del equipo de IT.

A la hora de definir una estrategia para el Departamento de IT es importante no confundir este concepto de estrategia (identificar el mejor futuro y trazar una ruta para alcanzarlo) con la planificación a largo plazo (una extrapolación del pasado).
Por ejemplo, en el caso tan común en nuestros días en que los presupuestos se reducen, esto debería ser un objetivo de alto nivel de la empresa y no una decisión de Finanzas. Ya que este tipo de decisiones podría hacer que los objetivos se alcancen, o por el contrario podrían poner en riesgo la seguridad de los sistemas críticos.

Estrategia de IT

Una de las preguntas más comunes a la hora de crear una estrategia de IT es

¿qué información necesita conocer el Departamento de IT para crear una estrategia totalmente alineada con el negocio?

La respuesta, de acuerdo con David McKean, son estas cuatro cosas:

  1. una estrategia corporativa de alto nivel
  2. los objetivos de alto nivel para el futuro cercano
  3. programas corporativos
  4. misión, visión, y valores

Una de las tareas más importantes que hay que hacer antes de crear una estrategia de IT es hablar con todos los interesados (por ejemplo, con los demás jefes de departamento) para entender cuales son sus planes y prioridades en el futuro cercano.

Los objetivos de IT que deben surgir luego de generar una estrategia son generalmente los siguientes:

  1. Objetivos de negocio sobre los cuales las actividades de IT impactan directamente
  2. Objetivos de IT que son específicos a la organización de IT (por ej., mejorar el tiempo de respuesta del helpdesk)
  3. Objetivos de conformidad con normativas (por ej., implantar la ISO 27001)
  4. Objetivos de reducción de riesgos (por ej., reducir la dependencia de un proveedor)

Y por supuesto todos estos objetivos tienen que ser específicos, medibles, realizables, realistas, y limitados en el tiempo.

[yt video=”sTCGNaMbllY” width=”560″ height=”340″ /]

Share This