Seleccionar página

Con ocasión de mi reciente cumpleaños mi familia me ha regalado el libro “Smart – Internet(s): la investigación“, escrito por el escritor, periodista, e investigador francés Frédéric Martel. Y ha sido una grata sorpresa inesperada.

En él, Frédéric realiza una investigación del uso de Internet “in situ”, viajando por varios países y entrevistando a decenas de personas, para demostrar su tesis que afirma que, contrariamente a lo que parece, internet no es Investigación sobre Internetuniforme, sino algo diferente en cada país.

Y dice:

[Este libro] rompe con la idea generalmente admitida de una globalización digital fuera del espacio y las fronteras. […] internet no suprime los límites geográficos tradicionales, ni disuelve las identidades culturales, ni allana las diferencias lingüísticas, sino que las consagra.

Y para demostrar esto, en el libro nos cuenta como funciona Silicon Valley, focalizado en su relación con la Universidad de Stanford, y en el enorme ecosistema emprendedor que esta universidad ha sabido crear a su alrededor, pero también habla del Gobierno de China y su relación tanto con las grandes empresas de internet locales (como Alibaba, Baidu, etc.) como con la censura que este ejerce en la red, con la idea de convertir internet en una “intranet china”, y las mil formas que adopta dicha censura en aras de la “armonización” (ya que en China se censura a los disidentes, pero también a los muy nacionalistas).
Visita también Oriente Medio y África, y se explaya con los entresijos del ICANN y la FCC. Así, todo el libro se convierte en un mirada interesantísima y “glocal” del fenómeno de Internet.

Frédéric construye un relato consistente y profundo en donde las personas (que, al fin y al cabo, son quienes forman “la red”) toman un protagonismo central: desde el espíritu emprendedor de San Francisco, hasta la vida de un programador indio de Yahoo con grandes sueños, lo que sale a la luz son las mil facetas que dan una cara humana a la red y, sobre todo, que la inserta en la realidad política y económica de cada país, lo que a su vez la “territorializa” y la da una particularidad única allí en donde llega (porque actualmente solo el 40% de la humanidad está conectado a internet).

Pero el libro no solo se queda allí, sino que también tiene vida en su propia web: www.smart2014.com en donde se puede encontrar más material relacionado, e incluso todas las fuentes del mismo.

En definitiva, un libro que es una estupenda lectura, con una visión novedosa, original y, creo yo, acertada, que nos adentrará en una internet a veces desconocida, a veces igual a la que usamos cada día, pero siempre capaz de crear sorpresa e informar valiosamente.

 

Share This