Seleccionar página

De acuerdo con la encuesta “Avoiding the Hidden Costs of Cloud 2013“, que Symantec realizó de Setiembre a Octubre de 2012 a más 3,236 organizaciones de 29 países, el 94% de las empresas consideran trabajar en Cloud o con servicios en Cloud.

Pero ISACA (Information Systems Audit and Control Association) considera que el Cloud no es algo que sirve para todas las empresas, y por ello ha presentado un documento llamado”Calculating Cloud ROI: From the Customer Perspective“, que es una excelente guía para el cálculo de otros indicadores financieros del Cloud, como el costo total de propiedad, el valor neto, y la tasa interna de retorno.

El estudio también es revelador en cuanto a datos que revelan costes ocultos del Cloud, como que el 68% de ellas intentó hacer una recuperación de sus datos de backup (que estaban en el Cloud) y no funcionó.

Sin embargo, más allá de dichos cálculos financieros estándares, existen muchos otros costes ocultos del Cloud que deben ser tenidos en cuenta a la hora de pensar y poner en práctica una estrategia empresarial de este tipo. Dejo aquí un listado no exhaustivo de ellos:

  • Costes de rollback: a veces un cambio regulatorio, o la insatisfacción con el proveedor Cloud, hacen que se deba volver al Datacenter in-house.
  • Costes de mantenimiento: cuando los proveedores Cloud actualizan su plataforma es necesario comprobar que lo que tenemos contratado con ellos sigue funcionando, etc.
  • Pérdida de know-how de IT: la reducción de personal en algunos casos hace que el know-how de IT de la empresa se vea reducido. Si más adelante fuera necesario devolver aplicaciones al Datacenter in-house esto se convierte en una desventaja.
  • Costes de auditorías: las auditorías que antes se realizaban en la propia empresa ahora deben realizarse en el proveedor Cloud (suponiendo que esto fuera posible). Esto implica auditar un entorno desconocido, y altamente complejo.
  • Costes de conformidad: el planteamiento de conformidad con leyes sobre el tratamiento de la información en caso de grandes organizaciones es muy complejo, ya que a veces sus sedes están en diferentes países con diferentes leyes. Y por tanto mover todo a un solo proveedor de Cloud puede hacer que estas leyes no se cumplan.
  • Nubes no detectadas: el acceso a servicios de almacenamiento en la nube, como Dropbox, Box, Google Drive, etc., por parte de los empleados puede crear “nubes” no detectadas que provoquen riesgos de seguridad.
  • Almacenamiento deficiente: el no uso de la deduplicación provoca un desperdicio del espacio de almacenamiento por el cual se está pagando.
  • Costes de gestión del riesgo: estar en el Cloud significa que las empresas deben mitigar el riesgo más que antes, comprando software para encriptar, realizando backups, auditorías de logs, y planificando y probando estrategias de reducción del riesgo.
  • Costes de migración: migrar al Cloud aplicaciones no pensadas para este entorno, o servidores no virtualizados, tiene su coste. Además, es necesario sincronizar los datos con el proveedor Cloud, gestionar la autenticación/autorización de los usuarios, y desarrollar procesos de gestión del Cloud.
  • Costes de proveedor: quedar reducidos a operar con un único proveedor Cloud, o a un modelo de servicio propietario, va en contra de cualquier estrategia de gestión del cambio.
  • Costes de gestión de los datos en tránsito: en el Cloud todos los datos que salen/entran deben estar encriptados mediante certificados SSL para garantizar su seguridad. La gestión de dichos certificados puede volverse muy compleja en ciertos casos.
  • Costes de personalización: al integrar aplicaciones, o desarrollar nuevas, deben tenerse en cuenta los costes de personalización de las mismas.
  • Costes de comunicaciones: no solo el proveedor Cloud puede cobrar de acuerdo al ancho de banda utilizado o en base a la cantidad de datos transmitidos/recibidos, sino que las comunicaciones que dan acceso a la empresa a internet (y por tanto al Cloud), implica tener líneas de calidad, y duplicadas. En ciertos casos puede requerirse también hardware para optimización del tráfico de red WAN.
  • Costes por problemas con el backup y su recuperación: en la encuesta de Symantec mencionada al comienzo de este artículo alrededor del 40% de los encuestados reconoció que han perdido información almacenada en la nube y han tenido que recuperarla. Para el 68% los respaldos no han sido exitosos y en uno de cada cinco casos el tiempo proceso tomo más de tres días.
Share This