Seleccionar página

La idea sobre el concepto de “Post-Digital” fue señalada en un artículo de 1998 escrito por Nicholas Negroponte en Wired.
Más recientemente, Russell Davies se refirió a esta idea en 2009, solo para casi disculparse en 2010, al decir:

Post Digital was supposed, if anything, to be a shout against complacency, to make people realise that we’re not at the end of a digital revolution, we’re at the start of one. The end game was not making a website to go with your TV commercial and it’s not now about making a newspaper out of your website. Post Digital was supposed to be the next exciting phase, not a return to the old order. It’s the bit where the Digital people start to engage in the world beyond the screen, not where the old guard reasserts itself.

Que es una manera de decir que lo “post-digital” no es el fin de la era digital, sino solo el comienzo del principio de la misma.

El post-digitalismo, de acuerdo con Dennis Wetzig, no existe. Él dice al respecto:

[…] se supone que el Post-digitalismo significa que lo digital está tan profundamente insertado en las fábricas de nuestras interacciones cotidianas que ya pasamos el punto de notar la diferencia entre lo digital y lo no-digital, y que hemos incluido totalmente lo digital en nuestra vida diaria.

En cambio él propone otros conceptos “post” (como “post-conexión”) y comenta que estamos comenzando a ver que las personas desarrollan nuevos valores y comportamientos en el mundo online, además de que cada vez conocen menos la diferencia de entre estar online y offline.

Ejemplos de estos nuevos valores desarrollados en el mundo online son empresas como DriveNow y Spotify. La primera alquila coches (carsharing) que se encuentran cerca de quien lo necesita, a través de un smartphone, desvaneciéndose así el valor del coche como marketing de status social. La segunda vende el “acceso” a la música, en vez de la “propiedad” de la misma (como en cambio si siguen haciendo las discográficas tradicionales, al querer vendernos un CD, o incluso el mismo iTunes, que nos vende la propiedad de un fichero de música).

Online vs. Offline

En la era post-digital también las marcas y las empresas deben adaptarse, porque ahora los consumidores esperan ser parte de las empresas para dar forma al futuro de las marcas: deben pasar de “empresa para el consumidor” a “empresa y el consumidor”.
Antes las empresas creaban productos y estrategias internamente y luego intentaban introducirlos al público. Pero en la era post-digital los consumidores esperan ser parte del modelado de la empresa, colaborando orgánicamente con ella para dar forma al futuro de las marcas.

David Sable, Chairman y CEO de Y&R, plantea en cambio el concepto de “Digital Exponential” como algo que se desarrolla al mismo tiempo, y más allá, de la era post-digital.  Con esto quiere señalar que ahora comenzamos a tomar todo lo que aprendimos en el mundo digital para llevarlo al mundo físico (sirvan como ejemplo las tiendas físicas de Apple). Simplemente porque allí es donde vive la gente.
Este fenómeno -digital exponencial- se llama así porque estamos encontrando el valor exponencial de lo digital en el mundo real. Y agrega:

[…] One thing is for certain, though, in the Digital Exponential world: Any technology must be inextricably linked with human purpose – with a great story that uplifts the entire user experience – or it will be doomed to fast obsolescence.

Por su parte, la empresa Deloitte acaba de publicar su informe “Tech Trends 2013: Elements of postdigital“. En él agrupa a estas tendencias de la era post-digital en dos categorías, que llama “disruptoras” y “habilitadoras”.

Las tendencias disruptoras son oportunidades que pueden crear una disrupción positiva sostenible en las capacidades de IT (Information Technologies), operaciones de negocio, e incluso en los modelos de negocio.

Las tendencias habilitadoras son tecnologías en las cuales muchos CIOs han invertido tiempo y esfuerzo, pero que justifican otra mirada en caso de nuevos desarrollos u oportunidades.

Y aclaran:

Each of the 2013 trends is relevant today. Each has significant momentum and potential to make an impact. And each warrants timely consideration. Forward-thinking organizations should consider developing an explicit strategy in each area – even if that strategy is to wait and see. But whatever you do, step up. Provoke and harvest disruption. Don’t get caught unaware or unprepared.

Por último cabe señalar que en CIO.com consideran la era post-digital como una oportunidad para que el CIO se convierta en el consejero más valioso del CEO. Y resaltan:

The possibility is there for the CIO role to fade into irrelevance, with IT becoming a utility that’s managed as a distributed function across the business. But the opportunity is also there for the CIO to become the catalyst for transforming the business, a trusted adviser that helps CEOs navigate the digital business environment.

Mas información:

http://nextberlin.eu/2012/01/what-is-post-digital/
http://www.dennis-wetzig.com/2012/05/are-we-in-the-post-digital-era-no-way/
http://www.marketingdirecto.com/actualidad/digital/la-era-post-digital-%C2%BFun-verdadero-cambio-para-las-marcas/
http://www.interbrand.com/en/knowledge/blog/post/2012-08-07/What-Will-the-Post-Digital-Era-Mean-for-Brands.aspx
http://www.thinkwithgoogle.com/insights/forum/articles/a-post-digital-world-really/

Share This